domingo, 5 de julio de 2009

El camí del Tei-Chi al Turbon

Después de muchas horas de trabajo, distribuidas en varias jornadas desde finales de agosto del año pasado, finalizamos este proyecto iniciado por un fanático de la zona, Xavi Teixidor, el Teixi para los amigos.

Todo comenzó tras finalizar una vía con Albert Salvador en Ordesa; viendo que la previsión del tiempo para el día siguiente no era muy buena, Albert me propuso colaborar en un nuevo itinerario iniciado hace tiempo con el Teixi en el Turbón. Evidentemente accedí, lo de abrir vía es algo que siempre me ha gustado.

Al principio, el trazado era un tanto extraño, con muchos puentes de roca (típico de Teixi para ahorrar expansiones), empalmando con un largo con bastantes expansiones abierto por Paulo Roxo, gran alpinista portugués (buena suerte con los G's amigo), y finalizado en una reunión con más puentes de roca.
A partir de aquí los puentes de roca no abundan tanto y la máquina taladradora de Albert entra en acción.
Vamos zigzagueando, trazando el itinerario evitando los desplomes para poder subir en libre; aún así, la verticalidad de la roca nos hace tener que echar mano de muchos recursos, sobretodo gancheos, y en más de una ocasión aventurarnos hacia lo desconocido.

Albert controla más grado que yo y los largos que abre quedan más y mejor equipados ya desde el principio. Cuando me toca abrir a mi, las cosas son bien diferentes. Como tengo que subir en artificial por tramos que se que se puede pasar en libre intento subir sin colocar más expansiones de las estrictamente necesarias. A pesar de ello Albert ya se encarga de incorporar las expansiones adecuadas para que la seguridad no sea un problema.

El resultado es una vía BONITA, BONITA por un espolón muy estético y de mucho nivel (6c obligatorio), hay que controlar el 7b para disfrutarla. Creo que bien asegurada, aunque hay opiniones para todos los gustos y con una roca excelente (salvedad puntual incluida). Tal y como he comentado anteriormente el itinerario no es directo y hay muchas travesias, la mayor parte de ellas muy fotogénicas dada la verticalidad de la zona.

Solo me queda agradecer la confianza de Albert al haberme incluido en este proyecto y la paciencia de mi familia al soportar tardanzas excesivas en los regresos tras aprovechar hasta el ultimo rayo de luz para abrir.